Jacques-Yves Cousteau

Desde su nacimiento, el hombre lleva el peso de la gravedad sobre sus hombros. Está atornillado a la tierra. Pero el hombre no tiene más que hundirse bajo la superficie del agua y ser libre.

Jacques-Yves Cousteau

Anuncios